Información útil sobre el Camino y Santiago de Compostela

Tradiciones compostelanas: la llegada al Monte del Gozo

Publicado en Tradición Jacobea.

La llegada al Monte del Gozo continúa estando llena de significado para el peregrino pero difícilmente puede tener la significación que tuvo en otros tiempos. La llegada a la cima del monte suponía para los peregrinos un momento tan crucial como la entrada en la catedral y tumba de Santiago, pues al vislumbrar la ciudad el peregrino tenía, por primera vez, la seguridad de haber alcanzado su meta. Hoy día la situación es en parte la misma, la misma emoción de la llegada, pero los peligros y dificultades dejados a tras no tienen las mismas proporciones y, por tanto, no permiten dar a la experiencia el mismo significado. botasMonteGozo

En otros siglos, al vislumbrar la catedral desde el Monte del Gozo, el peregrino dejaba atrás meses de penurias y peligros, peligros tan grandes que habían hecho que al abandonar su casa dictase testamento por si no llegaba a regresar. No exageramos, la nieve dejaba puertos aislados durante meses, los bandoleros acechaban en muchos puntos, la peste y otras plagas se extendían por los caminos, basta recordar la cantidad de hospitales y cementerios de peregrinos que jalonan el Camino.

Entre todos los relatos históricos querríamos recordar aquí la llegada al Monte del Gozo del italiano Laffi, quien peregrinó varias veces a Santiago en el siglo XVII. Laffi recuerda que después de lavarse en la fuente de Lavacolla ascendió a lo largo de una media legua hasta la cima del Monte Gaudio, desde donde finalmente pudo contemplar el tan “suspirado y aclamado” Santiago. Nos dice que ante la vista de la ciudad se arrodilló y comenzó a llorar de alegría, que sus compañeros hicieron los mismo y, poco después, todos juntos empezaron a cantar un Te Deum, si bien pronto tuvieron que callar pues la emoción y el llanto ahogaban sus palabras.

El mismo ritual, la misma emoción, tuvo lugar miles y miles de veces entre peregrinos de todas las nacionalidades. Recordamos también otro relato, el del alemán Hermann Künig von Vach, peregrino en 1495: “se alegran muchos esforzados compañeros de viaje, de disfrutar la visión de ésta (la ciudad de Santiago) sanos y salvos, para ello han tenido que subir a una montaña al lado de una cruz, junto a la cual hay un gran montón de piedras”.

Aunque la altura del monte es de tan sólo 379 metros, todavía hoy los peregrinos pueden divisar desde él las torres de la catedral compostelana, disponiendo para ello de un privilegiado mirador situado a unos 300 metros de la capilla de San Marcos. Eso sí, desde 1993 la visión es siempre compartida, pues desde entonces dos esculturas de peregrinos ocupan parte del mirador. Existe además un gran complejo de servicios creado en las faldas del emblemático monte que ha hecho posible para muchos peregrinos descansar allí una noche, dejando para su última etapa simplemente los 8 escasos kilómetros de alegre descenso que los separan de la catedral.

Compos - SD Compostela - ElCaminoTheWay

 

Anillo Utreia Peregrinos del Camino

Anillo Ultreia Camino de Santiago Peregrinos

Workshop English Academia de Idiomas

workshop

Artesania del Camino

Concha Camino Santiago Compostela - Joyasdelcamino.com

JoyasdelCamino.com - Berenguela (Praza Praterias 8 Santiago de Compostela)